¿Cómo funciona una hipoteca?

En la actualidad, las hipotecas son parte de la vida de muchas personas; sobre todo en España. Sin embargo, son pocos los que conocen cómo funciona una hipoteca, o cuáles son las ventajas y las desventajas de este tipo de crédito. Y esto, a pesar de parecer inofensivo, puede volverse un problema si se firma un contrato hipotecario, ya que desconocer este tipo de información puede ocasionar que se incumpla con alguna de las condiciones establecidas, así como podría ocurrir que el individuo se exponga a alguno de los riesgos de las hipotecas.

¿Qué son las hipotecas?

Son contratos que se llevan a cabo entre un individuo y una entidad bancaria, donde se establece que la entidad realizará un préstamo al tomador y este deberá pagar en forma de cuotas. Ciertamente, en el contrato se determina una cantidad de cláusulas y condiciones, entre estas destaca el hecho de que, el tomador de la hipoteca debe poner como garantía un bien propio, cuyo valor igual o mayor que el préstamo que se está recibiendo.

¿Cómo funciona una hipoteca?

El funcionamiento de una hipoteca es algo sumamente sencillo de comprender, puesto que consiste en la realización de un compromiso escrito, donde se expresa que un banco está prestando una suma de dinero y que el beneficiario al recibirla, está aceptando las condiciones de pago y también las consecuencias que implican las faltas al contrato.

De esta forma, luego de recibir el préstamo se tiene una determinada cantidad de tiempo para saldar la deuda y los intereses de esta, cumplido este plazo el individuo debe dirigirse a la entidad y discutir acerca del estado en que ha quedado la situación. Si se ha pagado la deuda, entonces se culmina con el contrato de forma oficial, pero si no es así, el banco o entidad financiera, procederá a reclamar el bien que fue puesto como garantía.

Ventajas y desventajas de las hipotecas

En términos generales, un crédito hipotecario puede ofrecer una extensa cantidad de ventajas y beneficios; sin embargo, las hipotecas también poseen sus propias desventajas, las cuales deben ser conocidas con antelación, para así evitar sorpresas.

En este sentido, las ventajas que suelen ofrecer las hipotecas, son:

  • Facilita liquidez económica, la cual puede ser utilizada en inversiones, renovaciones del hogar, compra de otras propiedades, entre otros.
  • Es posible contratar hipotecas de cuota fija o variable.
  • El contrato permite saldar la deuda periódicamente.
  • Los créditos hipotecarios pueden solicitarse en casi todas las entidades bancarias de España.

Por su parte, entre las desventajas de estos contratos, se encuentran las siguientes:

  • Están sujetos a un porcentaje de interés variable, el cual dependerá de la entidad y el tipo de hipoteca que se haya solicitado.
  • En ocasiones, el préstamo puede ser de menor valor que el bien que se ha puesto como garantía.
  • Si se desconoce del riesgo de las hipotecas es posible perder distintos bienes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here