La forma más simple de invertir en activos: Invertir en CFD

Invertir en activos puede ser complicado, esto debido a que en su mayoría, la cotización que poseen es bastante alta; motivo por el que, se requiere de un gran capital para poder invertir. Sin embargo, existe una forma más sencilla para invertir en criptomonedas, materias primas o cualquier otro activo y esta es, invertir en CFD, también conocidos como Contratos Por Diferencia.

¿Qué es CFD?

Los CFD, cuyas siglas significan Contracts For Difference y traducido quiere decir Contratos Por Diferencia; se pueden definir como un acuerdo establecido entre dos partes, un comprador y un vendedor. Ahora bien, en todo CFD se establece que el comprador debe pagar la diferencia del valor actual de un activo, al momento en que el contrato culmine.

Con este tipo de inversiones, es posible apostar acerca de la tendencia que tendrá la cotización de un determinado activo, pudiendo ser en aumento o descenso. Ciertamente, para ganar dinero es necesario que el pronóstico por el que se ha apostado, ocurra mientras el contrato permanezca vigente.

¿Cómo funcionan los CFD?

Como bien se ha mencionado, los CFDs son acuerdos en los que se realiza una apuesta relacionada a la cotización de un activo o instrumentos financiero; sin embargo, para comprender mejor esta alternativa de inversión, es recomendable conocer cómo funciona.

En este sentido, se debe saber que el funcionamiento de los CFDs es una cuestión sencilla, pues en el contrato se establece el precio de compra, que cubre la cotización del activo al momento de realizar el contrato y el precio de venta, que es el valor por el que se apuesta, pudiendo ser mayor o menor que el precio de compra. Ahora bien, esa diferencia existente entre ambos precios, es la que puede significar una pérdida o ganancia para el inversor.

Características de los CFDs

A pesar de que los CFDs son productos derivados, tal y como los contratos futuros; estos cuentan con características particulares, las cuales es importante conocer. Entre los aspectos más relevantes sobre los CFDs, se deben destacar los siguientes:

  • Tiene una duración de 24 horas: La duración original de un contrato por diferencia, es de un día. Sin embargo, si no se desea cerrar la posición, este contrato puede renovarse cada día.
  • Permite apostar a favor o en contra: Como bien se ha explicado, la postura de este producto derivado puede ser positiva o negativa; de forma que, el inversor pueda elegir.
  • Funciona con apalancamiento: Se trata de un factor que puede ser ventajoso, ya que gracias al apalancamiento es posible operar con poco dinero y generar un gran margen de rentabilidad; sin embargo, también funciona a la inversa, por lo que se considera de alto riesgo operar con CFDs.
  • Liquidez diaria: Como bien se ha explicado, la duración de un CFD es de 24 horas; por lo tanto, pasado este tiempo el bróker suma la ganancia obtenida, o resta la pérdida del capital que se ha apostado inicialmente. De esta forma, el inversor puede obtener su liquidez diariamente.
  • Variedad de inversión: Con los CFDs es posible invertir en cualquier activo o instrumento financiero, pudiendo ser acciones, Forex, materias primas, entre otros.
  • No se compra el activo: Se trata de una de las características más importantes, puesto que con los CFDs no se está adquiriendo un contrato que implica la compra de un activo; sino que se está comprando un contrato con un bróker, en el que se puede apostar si un activo bajará o subirá su cotización.

¿Cómo invertir en CFD?

Invertir en CFD puede parecer una tarea complicada, pero lo cierto es que es mucho más sencillo de lo que parece. Ciertamente, para poder invertir en este tipo de derivados, es necesario contar con un bróker que ofrezca esta opción; sin embargo, esto no será difícil, ya que en la actualidad existen muchas opciones de brókers de CFDs. Ahora bien, luego de haber escogido el bróker, será necesario determinar cuáles son los instrumentos financieros en los que se desea invertir.

Es importante saber que, si se carece de experiencia en lo que se refiere a la inversión en CFD, es recomendable descargar un demo o recurrir a algunos de los brókers que ofrecen simulaciones de inversión; de esta forma, será posible practicar y aprender, sin tener que experimentar con dinero real.

¿En qué consiste el CFD trading?

El trading es una actividad bastante conocida en el mundo de las inversiones, esto se debe a que permite generar rentabilidad en poco tiempo, motivo por el que muchas personas deciden invertir de esta forma. Sin embargo, no se trata de una práctica única para las inversiones en activos, puesto que existen muchas opciones para hacer trading, como por ejemplo el CFD trading.

Ahora bien, el CFD trading no es más que la realización de trading dentro de las inversiones en contratos por diferencia, siendo esta la explicación más sencilla para este concepto. Por lo tanto, vale la pena conocer que una de las razones por las que este tipo de trading es tan popular, es debido a que los inversores pueden aprovecharse de los excelentes beneficios que ofrecen los CFDs, y maximizarlos con el trading.

Beneficios de invertir en CFD

Al igual que ocurre con los demás productos derivados, los CFDs ofrecen una diversa cantidad de beneficios y ventajas, que si son aprovechadas es posible generar grandes sumas de dinero. Ahora bien, entre los aspectos positivos más importantes, es posible encontrar a los siguientes:

  • Invertir en CFD es más barato que invertir en los activos directamente.
  • Se tienen más opciones, por lo que es posible invertir en casi cualquier cosa (puede variar con el bróker al que se recurra).
  • Las ganancias pueden ser enormes, esto gracias al apalancamiento con el que los contratos por diferencia funcionan.
  • Se puede apostar en corto, y esto como consecuencia aumenta las posibilidades de operar; todo esto debido a que no sólo es posible entrar a mercados alcistas, sino también en aquellos con tendencia a la baja. De esta forma, siempre existe la posibilidad de ganar.
  • No existen límites, pues es posible invertir cuánto se desee y en los activos que se desee; sin embargo, esto podría variar dependiendo del bróker.

¿Por qué se recomienda invertir en CFD y no en activos directamente?

Existen muchos motivos por los que, muchas personas consideran que invertir en activos no es tan rentable como invertir en CFD. Sin embargo, es necesario conocer cuáles son estos, puesto que en determinados casos no aplica este principio. Ahora bien, entre las razones por las que se recomienda invertir en CFD en lugar de activos, se encuentran las siguientes:

  • Se tiene más control: Esto puede ser algo relativo, puesto que no se tendrá control sobre si la acción va a bajar o no; sino que se tiene la capacidad de elegir si se desea operar en corto o largo plazo.
  • No se debe arriesgar grandes sumas de dinero: Si una persona desea invertir en bitcoins de forma tradicional, deberá comprar el token, lo cual puede implicar un gran gasto. Mientras que, si se invierte en CFDs de bitcoin, es posible invertir con menos dinero y apostar al mismo activo.
  • Las ganancias con CFDs son mayores: Esto se debe al apalancamiento, que como se ha explicado anteriormente, aumenta significativamente las ganancias; sin embargo, también ocurre con las pérdidas, por lo que se debe operar con precaución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here