Ventajas y limitaciones de los asesores robóticos

Los asesores robóticos pueden invertir y realizar funciones básicas para la gestión de patrimonios de los consumidores en la actualidad, a un precio mucho más económico que los asesores tradicionales. Pero incluso teniendo mucha más ventaja, los asesores robóticos se enfrentan con ciertas limitaciones y reemplazar completamente a los humanos de esta industria no sería una opción.

Ventajas de los asesores robóticos

Cuando se trata de tomar decisiones financieras lógicas y realizar tareas rutinarias de administración de dinero, los asesores robóticos son herramientas excelentes que pueden ayudar a los inversionistas a mantenerse al día y cubrir la gestión de patrimonio sin ningún inconveniente. Pueden realizar fácilmente acciones tales como el promedio del costo en euros, reestructuración de sus portafolios y el aprovechamiento de las pérdidas fiscales, donde el sistema cerrará sus posiciones de pérdidas para compensar las ganancias que su inversión al vender posiciones con rendimientos positivos.

Estas negociaciones en bases a algoritmos han existido durante más de una década, pero realmente no entró en el mercado principal hasta 2008, cuando plataformas como Betterment y WealthFront entraron en el territorio. Este sistema permite que incluso los inversionistas novatos creen una cartera basada en su tolerancia al riesgo, proyecciones en base al tiempo y objetivos de ganancias simplemente respondiendo algunas preguntas simples planteadas por el programa que le dicen qué quieren hacer con su dinero. Una vez que tengan esta información, los asesores robóticos seleccionarán un grupo de inversiones que coincidan con esta información. Luego, el inversionista puede gestionar su portafolio en cualquier momento que lo desee.

La mayoría de los asesores robóticos están diseñados para seguir la Teoría Moderna de Portafolios, que equilibra el riesgo con la recompensa. Y una de sus mayores ventajas es que pueden realizar todas estas funciones a un costo muy económico. La mayoría de los programas solo cobran una fracción del porcentaje por sus servicios y, en algunos casos, son incluso gratis, dependiendo de factores tales como la cantidad que el inversionista coloca en su cuenta, entre otros.

Limitaciones de los asesores robóticos

A pesar de su sofisticación tecnológica, estos sistemas no pueden controlarlo todo. Uno de los elementos más resaltantes por la cual estos sistemas fallan es en la carencia de la interacción humana y definitivamente no existe un sustituto para esos casos. Un asesor robótico puede crear una cartera basada en la información que el cliente suministra al inicio. Pero, ¿qué pasaría si se diera un movimiento inesperado demasiado brusco en el mercado, ocasionando pérdidas y obligue al cliente a cambiar por completa la configuración de gestión de su patrimonio? Son estos casos específicos donde la experiencia humana es importante, que tienen la capacidad de actuar bajo aguas turbias y tomar decisiones correctas en estados de emergencias.

Y a pesar de que pueden crear carteras personalizadas, los asesores tradicionales no necesariamente pueden brindar asesoramiento personalizado para los inversionistas sin tomar en cuenta este tipo de situaciones. Y otro factor influyente es que estos sistemas no pueden diferenciar el estado de ánimo de una persona y en qué estado se encuentra, si está afectado por el alcohol, tabaco o alguna droga que haya consumido. 

Los asesores robóticos generalmente no pueden sentir cuándo un cliente aún no tiene idea de cuáles son sus ideales o metas a la hora de invertir. Básicamente, son incapaces de influir en las decisiones del cliente y de detectar y actuar en contra de las malas decisiones e incertidumbres del cliente.

Los asesores robóticos también carecen de la capacidad de realizar una planificación financiera compleja que reúna la planificación patrimonial, la planificación fiscal, la planificación de la jubilación, las necesidades de seguro y las metas generales de ahorro y presupuesto. Si bien hay sistemas que pueden proporcionar planificación financiera, en general aún requieren la entrada de datos de un profesional que entienda exactamente cómo ingresar los números para que el programa pueda realizar los cálculos necesarios para producir un plan preciso. 

Por lo general, esto no es posible con los asesores robóticos, que sólo pueden tomar decisiones en base a una configuración predeterminada. No pueden conceder asesoramiento fiscal o legal y tampoco mantendrán a sus clientes actualizados de informaciones fiscales que le permitan crear nuevas estrategias para la gestión de patrimonio personal.

1 Comentario

Responder a Todo lo que tienes que saber de FINTECH - Bankalis Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here